Agua, nada más saludable

Es que según afirman las investigaciones científicas, “mientras que una
persona sólo con agua puede sobrevivir durante un mes o más, la falta de agua
termina con la vida en unos días”.

La importancia del agua se respalda en la gran proporción que posee el
organismo humano, la cual asciende al 60% del peso corporal total.

El agua es un componente esencial de la sangre y, en general, de todos los
líquidos y fluidos del organismo. El funcionamiento de todas los órganos y
sistemas de nuestro cuerpo requiere de agua.

Por esta razón, cabe señalar los beneficios que tiene una buena
hidratación:

1. Existe menor riesgo de que se produzcan cálculos renales.

2. La función de los riñones mejora produciendo más cantidad de orina y más
clara.

3. Los riñones limpian mejor la sangre de sustancias de desecho y las eliminan
con mayor facilidad. Al orinar eliminamos agua y toxinas.

4. Las heces se expulsan con menor esfuerzo, al estar menos secas: se evita el
estreñimiento.

El mecanismo homeostático que regula la armonía de nuestro organismo intenta
equilibrar la cantidad de agua existente. ¿Cómo lo hace?. Mediante dos
mecanismos fundamentales. Por un lado, a través de la “sed”, la cual nos conduce
a beber líquido. Por otro, por medio de la concentración de la orina por parte del
riñón, que ocasiona que la orina sea menos abundante y más concentrada (más
fuerte en olor y color).

En cuanto a las necesidades hídricas de nuestro cuerpo, éstas se determinan en
relación con las calorías ingeridas, necesitándose alrededor de 1 mililitro de agua
por caloría consumida.

De tales necesidades, menos de la mitad es aportada por los alimentos, el resto
debe ser ingerida en forma de líquidos.

Hay algunos alimentos que poseen mayor proporción de agua que otros: como las
frutas y las verduras.

Tomando como ejemplo una persona que consume 2500 calorías diarias, su
necesidad de agua se transcribiría en 2500 mililitros (2,5 litros), de los cuales
cerca de 1 litro la proporcionan los alimentos, 0,3 litros la obtiene el organismo a
partir de procesos metabólicos y 1,2 litros debe ingerirse en forma de
líquidos.

Estas necesidades hídricas aumentan cuando se realiza ejercicio físico y en
condiciones meteorológicas de calor, alta humedad y/o viento.

Publicado en: Novedades

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Escabeche de Berenjenas

Esta receta forma parte de los micros de Tomás Sánchez en "Seguí con Rebeca" de...

Tomás Sánchez Academia Profesional de Cocina y Pastelería. © 2022 Todos los derechos reservados.