Dejar de fumar estira los tiempos

El grupo de investigadores señaló que el fenómeno podría estar vinculado a
los efectos que produce la repentina ausencia de nicotina en el cerebro de los
fumadores.

Los especialistas creen que eso también contribuye a la pérdida de concentración
y aumento en los niveles de estrés que reportan muchas personas que buscan
dejar el hábito.

La doctora Laura Cousino Kleib y sus colegas de la Universidad del Estado de
Pensilvania basaron sus conclusiones en un estudio hecho con 42 hombres y
mujeres, entre quienes había fumadores y no fumadores. A los participantes se
les pidió que calcularan la duración de 45 segundos.

A los fumadores se les pidió que hicieran la prueba dos veces. La primera, cuando
estaban fumando normalmente y la segunda, cuando habían dejado de fumar por
un día.

Después de la primera prueba los fumadores y los no fumadores calcularon
tiempos similares y precisos.

Sin embargo, los investigadores hallaron diferencias en los fumadores, después
de la segunda prueba.

En esa instancia, los fumadores calcularon mal los 45 segundos, creyendo que
había pasado aproximadamente un minuto.

Al opinar sobre las conclusiones del estudio, una portavoz de la Organización No
Gubernamental británica Action for Smoking and Health (ASH) señaló
que “sabemos que los fumadores se sienten agitados o estresados cuando
comienzan a dejar el cigarrillo. No es de sorprender que esto también afecte su
percepción del tiempo”.

“La nicotina abandona la sangre en menos de 48 horas así que la situación
debería hacerse más fácil después de dos días”, agregó.

Publicado en: Novedades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Torta de cerezas de la Selva Negra

Esta receta forma parte de los micros de Tomás Sánchez en "Fin de Semana: la...

Tomás Sánchez Academia Profesional de Cocina y Pastelería. © 2017 Todos los derechos reservados.