En México ponen a dieta a sus tradicionales tortillas

Todo comenzó en los últimos años, cuando la tortilla, base de la alimentación
de muchos mexicanos, perdió espacio ante la oferta de nuevos productos, debido
a un cambio en los hábitos de los consumidores y por la eliminación de un
subsidio gubernamental que la estimuló por varias décadas.

En 1999, el gobierno eliminó el subsidio a la tortilla de maíz, que ha sido “plato y
cuchara” de los mexicanos, lo que disparó el precio del producto y redujo su
consumo al grado que el país dejó de ser el principal mercado del Grupo Maseca
(Gruma), el mayor productor mundial de harina de maíz.

Ahora la compañía está tratando de impulsar el consumo de tortilla a través de
una campaña publicitaria y del lanzamiento de productos de dieta que le permitan
seguir creciendo en su cuna, el mercado mexicano.

“Nuestra estrategia es el crecimiento de las ventas, fomentando el consumo de la
tortilla”, dijo a la Agencia Reuters Roberto González, director de operaciones de
Grupo Industrial Maseca, el negocio de Gruma en México.

“Los mexicanos tenemos más opciones por la apertura comercial, estamos
empezando a consumir nuevos alimentos que son más útiles a nuestro nuevo
sistema de vida urbana y eso es lo que ha afectado el consumo de la tortilla”,
comentó.

González agregó que también existe la impresión equivocada de que la tortilla
engorda, y por ello dentro de su campaña han lanzado una tortilla “light” baja en
calorías que atienda las nuevas necesidades de los consumidores.

Además de Gruma, otras empresas mexicanas como Bimbo, el tercer productor
mundial de pan, y el fabricante de bocadillos Sabritas, están volcándose a captar
al consumidor que busca balancear su dieta.

Para González, existe una mala percepción sobre el valor nutricional de la tortilla,
y por ello la campaña de Gruma en México difunde a su producto como un
alimento sin grasas y con un alto contenido de calcio, un importante elemento
para el desarrollo de los huesos.

“La obesidad es un problema que está creciendo en México, pero el problema no
es que los alimentos engorden, sino los malos hábitos alimenticios de la gente”,
explicó Héctor Bourges, director de Nutrición del Instituto Nacional de Ciencias y
Nutrición.

“Uno puede adelgazar comiendo tortillas, siempre y cuando no sobrepase sus
necesidades diarias de calorías”, dijo.

Con su estrategia, Maseca espera aumentar en México 2 por ciento su volumen
de ventas y mantener la participación de mercado del 75 por ciento que tiene
actualmente.

El año pasado, Gruma reportó ventas por 2,050 millones de dólares, de los cuales
49 por ciento fueron de sus operaciones en Estados Unidos, 32 por ciento de
México, 14 por ciento de Venezuela y 5 por ciento de Centroamérica.

Publicado en: Novedades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

“Petisú de Jamón y Queso”

Esta receta forma parte de los micros de Tomás Sánchez en "Seguí con Rebeca" de...

Tomás Sánchez Academia Profesional de Cocina y Pastelería. © 2017 Todos los derechos reservados.