Vinculan la dieta con algunos trastornos mentales

Estas son las conclusiones de dos informes publicados en el Reino Unido en
los que se afirma que la relación entre dieta y trastornos psiquiátricos es más
fuerte de lo que se creía. La investigación fue realizada por la Fundación para la
Salud Mental británica y Sustain, una organización que está a favor de mejorar los
alimentos.

En los estudios se ha evaluado el tipo de dieta consumida en los últimos 50 años
entre la población inglesa y lo que han observado es que el equilibrio entre
minerales, vitaminas y grasas consumidas ha cambiado en ese periodo de
tiempo.

Otro aspecto que han detectado es una proliferación de los pesticidas en los
cultivos y una alteración de la composición de la grasa corporal en los animales
debido a la dieta con la que son alimentados. Un ejemplo de ese cambio, según
expone el informe, es la rapidez con la que los pollos engordan en la actualidad,
dos veces más rápido que hace 30 años a costa de aumentar su grasa de un 2%
a un 22%. Esa dieta ha disminuido su equilibrio de ácidos grasos omega 3 y
omega 6, necesarios para que el cerebro funcione adecuadamente.

Por el contrario, y debido a una mayor ingesta de alimentos preparados, se
consume más cantidad de grasas saturadas que conllevan un peor funcionamiento
de los procesos cerebrales.

El informe muestra que las personas comen un 34% menos de verduras y dos
tercios menos de pescado fresco, la principal fuente de omega 3, que hace 50
años.

Se piensa que la falta de ácido fólico, ácidos omega 3 y 6, selenio y aminoácidos
como el triptófano podrían estar relacionados con la depresión, la esquizofrenia, el
síndrome de déficit de atención con hiperactividad o con la enfermedad de
Alzheimer.

Así que una modificación en la dieta podría prevenir o mejorar algunos trastornos
mentales como ha demostrado un programa pionero de nutrición y salud mental
en el Reino Unido según informa el diario ‘The Guardian’.

“[Los pacientes mentales] comen grandes cantidades de alimentos ‘cómodos’
como aperitivos, barras de chocolate, patatas fritas. Es muy común entre ellos
beber diariamente un litro o dos de refrescos de cola. Toman un montón de
azúcar pero sólo comen una porción de fruta o verdura al día, si acaso”, afirma
Caroline Stokes, nutricionista del programa británico.

Sin embargo, a pesar de los numerosos estudios que se han llevado a cabo sobre
los trastornos mentales, todavía faltan muchas cuestiones por aclarar.

Al respecto, científicos de la Universidad de Edimburgo (Escocia) explican que
aunque se estima que en el 30-40% de las depresiones hay una causa genética,
no se han podido identificar los genes involucrados en este trastorno. Se piensa
que en lugar de unos pocos, son muchos los genes relacionados con diferentes
aspectos de la vulnerabilidad de la personas a la depresión y éstos actuarán de
forman sinérgica con el medioambiente.

Fuente: www.elmundosalud.es

Publicado en: Novedades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Tomás Sánchez Academia Profesional de Cocina y Pastelería. © 2017 Todos los derechos reservados.