La OMS y la FAO presentan un informe sobre dieta, nutrición y prevención de enfermedades crónicas

El informe, titulado “Dieta, nutrición y prevención de las enfermedades
crónicas”, es el resultado de dos años de consultas conjuntas de la FAO y la OMS
con expertos independientes y fue dado a conocer formalmente por los directores
de ambos organismos, quienes consideran que es necesaria una estrecha
cooperación para hacer frente al reto.

El informe contiene las mejores pruebas científicas existentes acerca de la
relación de la dieta, la nutrición y la actividad física con las enfermedades
crónicas. El estudio examina las enfermedades cardiovasculares, varios tipos de
cáncer, la diabetes, la obesidad, la osteoporosis y las enfermedades dentales. La
carga que suponen las enfermedades crónicas está aumentando rápidamente; en
2001 representaron aproximadamente un 59% de los 56,5 millones de muertes
notificadas en todo el mundo y un 46% de la carga de morbilidad mundial. El
informe concluye que la dieta con pocas grasas saturadas, azúcares y sal y
abundantes frutas y hortalizas, combinada con la actividad física regular, tendrá
gran impacto en la lucha contra esta elevada carga de mortalidad y
morbilidad.

Todos los países deben actuar de forma más decidida para evitar las
enfermedades crónicas, fomentando dietas más sanas y la actividad física. Según
ambos organismos, los sistemas de salud de la mayoría de los países en
desarrollo carecen de recursos que les permitan afrontar la carga cada vez mayor
que suponen las enfermedades crónicas, añadida a los problemas de salud que ya
tienen.

“Las enfermedades cardiovasculares, la diabetes, los cánceres o la obesidad han
dejado de ser problemas exclusivos de los países ricos”, dijo la Dra. Gro Harlem
Brundtland, Directora General de la OMS. “La mayoría de los casos de
enfermedad crónica se están produciendo en el mundo en desarrollo. Nuestra
experiencia revela que, aunque sean modestas, las intervenciones relacionadas
con la dieta y la actividad física dirigidas a toda la población pueden producir
cambios importantes en la carga general de enfermedades crónicas en un período
de tiempo sorprendentemente corto. El informe es importante porque lo usaremos
como el fundamento esencial, basado en criterios científicos, de la Estrategia
Mundial sobre Régimen Alimentario, Actividad Física y Salud que está preparando
la OMS para enfrentar este crecimiento de la carga que suponen las
enfermedades crónicas”.

Los dos organismos destacaron que las soluciones al aumento mundial de las
enfermedades crónicas necesitarán relaciones más fuertes entre los sectores
sanitario y agrícola, tanto en el ámbito mundial como a escala regional y
nacional.

“Este informe ayudará a la FAO y a la OMS a diseñar estrategias para promover
dietas nutritivas y hábitos alimentarios más saludables”, dijo el Director General
de la FAO, Jacques Diouf. “Hoy día, sólo una minoría de la población mundial
come las cantidades de frutas y hortalizas recomendadas en este informe.
Nuestras organizaciones se enfrentan al gran reto de conseguir aumentar el
abastecimiento de frutas y hortalizas, de forma que todo el mundo tenga acceso a
ellas”, agregó Diouf.

Entre las recomendaciones específicas del informe se incluye la de reducir las
grasas al 15 a 30% de la ingesta calórica diaria total, y las grasas saturadas a
menos del 10%. El informe indica que el grueso de las necesidades calóricas debe
ser cubierto por los hidratos de carbono (entre un 55 y un 75% de la ingesta
diaria), pero que los azúcares refinados (añadidos), deben mantenerse por
debajo del 10%. La ingesta de sal, a ser posible yodada, debe mantenerse en
menos de 5 gramos al día, mientras que la ingesta de frutas y hortalizas debe ser
de 400 gramos, como mínimo. La ingesta de proteínas recomendada es del 10 al
15%. El documento también señala que la actividad física es uno de los
principales factores determinantes del gasto energético diario y que es
fundamental para el equilibrio energético y el control del peso. Para mantener un
peso corporal sano es necesario realizar la mayoría de los días de la semana una
hora diaria de actividad de intensidad moderada, como caminar.

Los Estados Miembros de la OMS entienden que esto es un problema sanitario
prioritario. Los Estados Miembros solicitaron explícitamente a la OMS que creara
la Estrategia Mundial en consulta y en colaboración con las principales partes
interesadas relacionadas con los alimentos, la dieta, la actividad física y las
enfermedades crónicas. Las empresas del sector alimentario y afines son un
elemento crítico para alcanzar una solución a largo plazo, por lo que se producirá
una reunión el mes que viene entre miembros de la OMS con altos directivos de
varias de las principales empresas de alimentación y bebidas, y también con
representantes de las principales organizaciones no gubernamentales de
profesionales y consumidores. Toda la información conseguida de este modo será
tenida en cuenta en la elaboración de la Estrategia Mundial, que será ultimada por
el Consejo Ejecutivo de la OMS en enero de 2004.

Publicado en: Novedades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

“Mousse de naranjas”

Esta receta forma parte de los micros de Tomás Sánchez en "Seguí con Rebeca" de...

Tomás Sánchez Academia Profesional de Cocina y Pastelería. © 2017 Todos los derechos reservados.