La obesidad aqueja al 10 por ciento de los niños del mundo

“Necesitamos medidas urgentes. Es hora de actuar”, dijo el profesor Ricardo
Uauy, presidente del departamento de nutrición de la Escuela de Higiene y
Medicina Tropical de Londres.

Uauy, editor de un nuevo informe sobre obesidad infantil, pidió una estrategia
mundial para frenar el número creciente de niños obesos.

“Estamos frente a un problema infantil de proporciones epidémicas”, expresó el
experto. “Creíamos que la obesidad era un problema de adultos. Es un problema
mundial entre los niños y va a empeorar”, advirtió.

Aunque la situación es más grave en Estados Unidos -donde la obesidad entre
niños de cinco a 17 años es del 10 por ciento y más del 30 por ciento tiene
sobrepeso-, las cifras están aumentando en Europa, Oriente Medio, Asia y el
Pacífico, según un informe de la Fuerza Internacional contra la Obesidad (FIO),
con sede en Londres.

Entre el 10 y el 20 por ciento de los niños en el norte de Europa tienen tendencia
al sobrepeso, mientras que en el sur europeo la cifra es del 20 al 35 por
ciento.

La obesidad ya pasó de ser un problema de salud pública del mundo
industrializado, donde abundan los alimentos ricos en calorías, los equipos que
aligeran el esfuerzo físico y el sedentarismo, y ahora se propaga a las naciones
subdesarrolladas.

En Sudáfrica, alrededor del 25 por ciento de las niñas de entre 13 y 19 años
padece sobrepeso u obesidad, una cifra que se aproxima a la de Estados Unidos,
según el informe.

“Estas cifras son muy elevadas, especialmente las que provienen de los países en
desarrollo, donde creíamos que la desnutrición era un problema”, manifestó
Uauy. “Ahora vemos que niños desnutridos se tornan obesos tan pronto como
comienzan una dieta regular y caen en la inactividad de otras naciones”, como las
industrializadas.

Entre las estrategias que plantea Uauy y sus colegas, está la de hacer esfuerzos
para mejorar la nutrición materna y promover la lactancia, así como hacer que
las escuelas enseñen a los alumnos mejores hábitos de alimentación y
proporcionar información clara sobre nutrición a los consumidores.

Los cambios dietéticos, el sedentarismo y el exceso de tiempo frente a las
computadoras y los televisores parecen ser los principales factores responsables
del aumento de la obesidad entre los niños.

A medida que aumenta la obesidad el niño corre mayor riesgo de contraer
diabetes tipo II y luego, en la adultez, puede padecer enfermedades
cardiovasculares y ciertos tipos de cáncer. También es probable que sufra un
accidente cerebrovascular vinculado a complicaciones debido a la
gordura.

“Una estrategia mundial significa que hay que mantener a los niños activos en las
escuelas, que tienen que jugar, que hay que limitar los alimentos ricos en calorías
que consumen. No podemos permitir que un niño ingiera en 15 minutos el 80 por
ciento de las calorías diarias” recomendadas, agregó Uauy.

“Durante las últimas décadas, la cifra (de obesidad) se ha triplicado en algunos
países. Creo que nunca es tarde, ya es hora de que tomemos este problema con
seriedad y comencemos a hacer algo al respecto”, concluyó.

Publicado en: Novedades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

TORTA ESPECIAL DE CHOCOLATE

Esta receta forma parte de los Micros de Tomás Sanchez en "Entre Nosotros Rebeca" de...

Tomás Sánchez Academia Profesional de Cocina y Pastelería. © 2017 Todos los derechos reservados.