La caminata como medio para mejorar nuestra aptitud física

Un plan de caminata de sólo 15 minutos ha mostrado tener un efecto
calmante de más de una hora de duración. Pero como con cualquier otro
ejercicio, siempre es conveniente consultar con el médico antes de
empezar.

Todos los programas de ejercicios deben comenzar gradualmente para prevenir
posibles lesiones y heridas de los músculos. Un poco de rigidez muscular puede
ser presentarse al principio del programa, pero es leve y tiende a desaparecer
una vez que los músculos se acostumbraron al incremento de la actividad
física.

Caminar es un ejercicio aeróbico, que mejora el sistema cardiovascular (corazón,
pulmones, y sistema circulatorio). Ejercita el corazón aumentando la cantidad de
latidos por minuto (frecuencia cardíaca). Un programa de caminata aeróbica
mejora el rendimiento cardíaco porque el músculo del corazón actúa en forma
más eficaz, incluso al estar en reposo.

Antes de realizar cualquier ejercicio, tómese 5 a 10 minutos para calentar los
músculos rígidos, elongue o camine despacio antes de empezar. Haga el mismo
tipo de ejercicios después de caminar para ayudar a que los músculos se relajen
después del entrenamiento. Quienes deseen empezar un programa activo de
caminatas, deben hacerlo de modo gradual. Pero para tal efecto cabe tener en
cuenta algunas recomendaciones:

– Evite hacer ejercicios justo después de la comida.
– Use zapatos que le proporcionen un buen apoyo y estén bien firmes. Los
zapatos que resbalen le causarán ampollas o callos.
– Vista de modo más liviano que el usual, porque al hacer ejercicio elevará la
temperatura del cuerpo y sentirá más calor. En tiempos frescos, use varias
prendas distintas, de manera de ir quitándose las exteriores en caso que sienta
calor.
– En los tiempos de calor extremo, camine por la tarde o a la mañana temprano
para evitar el calor del día.

Los cinco puntos para una caminata correcta y efectiva:

1) Muévase a un ritmo constante. Sienta como aumentan los latidos de su
corazón, y si se siente cómodo con el nivel alcanzado. Verifique el pulso para ver
si está cumpliendo el nivel ideal requerido.

2) Mantenga la cabeza en alto, la espalda derecha, y meta la panza hacia dentro.
Vaya en línea recta mientras mueve los brazos al ritmo de sus pasos.

3) Camine apoyando primero el talón y luego el resto del pie, hasta empujar
hacia atrás con los dedos.

4) Tómelo con calma, con pasos largos pero que no sobrepasen el alcance natural
de sus piernas.

5) Respire profundamente.

Nota: Ante cualquier duda, consulte a su médico.

Publicado en: Novedades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Tarta de Espinacas y Atún

    Ingredientes: Masa: ·        2 tazas de harina leudante ·        2 huevos ·        1...

Tomás Sánchez Academia Profesional de Cocina y Pastelería. © 2017 Todos los derechos reservados.