Estudian vacuna para dejar de fumar

El próximo 31 de mayo se celebrará el “Día Mundial Sin Tabaco”, una
cruzada que intenta detener la primera causa de muerte evitable en el
mundo.

Conscientes de la dificultad, científicos ingenian nuevas formas para ayudar a
frenar la adicción como una vacuna que genera anticuerpos contra la
nicotina.

Para tener una visión concreta de lo preocupante de esta adicción vale decir que
quien lleva más de cinco años fumando una caja diaria de cigarrillos, tiene 10
veces más probabilidades de morir de cáncer a los pulmones o de una disfunción
cardíaca. Si lleva 10 años fumando, las probabilidades se duplican.

El cigarrillo ha sido catalogado, según diversos estudios, como tanto o más
adictivo que la cocaína y la heroína. Quienes consumen todas estas substancias
afirman, según una encuesta realizada en Estados Unidos, que la nicotina es la
más difícil de dejar.

El cigarrillo funciona más rápido que una inyección, con más fuerza que la cocaína.
Fumar dispara nicotina al cerebro más rápido que cualquier otro método de
consumo, y da control sobre la dosis exacta deseada. Estos dos elementos
(rapidez y control) aumentan considerablemente la adicción a la
sustancia.

Además, la nicotina afecta a una serie de transmisores ligados a emociones
positivas (energía, memoria, etc.), provocando además cambios neurológicos a
largo plazo, como alteraciones en los niveles de dopamina.

Según explica el doctor Gabriel Sanhueza, profesor de la Escuela de Salud Pública
de la Universidad de Chile, el cigarrillo “es como la droga ideal, porque la nicotina
cumple una doble función, actuando como estimulante, pero relajando al mismo
tiempo”. Así, una persona que fue adicta tiene un gran riesgo de recaída con sólo
estar expuesta a una pequeña cantidad de ella; y el dejarla provoca síntomas de
abstinencia, igual que las drogas duras.

La efectividad de la mayoría de los tratamientos contra el tabaco, como parches y
masticables de nicotina, es muy baja: en general no supera el 20 por ciento. “La
acupuntura, una de las mejores terapias, en sus mejores casos alcanza un 25 por
ciento de desadicción, y de allí para abajo”, afirmó Sanhueza.

El especialista agregó que “hay estudios de nuestra escuela que asocian varias
terapias utilizadas en conjunto, por ejemplo, parches de nicotina, tabletas
masticables de nicotina, homeopatía, acupuntura, hipnosis, todos juntos, con
suerte en los mejores casos alcanza un 45 por ciento de mejoría”.

Uno de los estudios más recientes para detener la adicción están siendo llevado a
cabo en Inglaterra y Estados Unidos, y tienen esperanzada a toda la comunidad
científica. Las investigaciones apuntan a desarrollar una vacuna
antitabaco.

“La vacuna liga la nicotina con proteínas. Estas proteínas estimulan la creación de
anticuerpos contra la nicotina”, explicó el doctor Ali Fattom, director de
Investigaciones de Nabi Pharmaceuticals, uno de los laboratorios que desarrolla
este producto en un reporte a una agencia de noticias internacional.

La vacuna ya ha sido probada en éxito con animales. “Desde el año pasado
estamos probando la vacuna en humanos”, dice Fattom. “Hasta el momento no se
han encontrado efectos adversos, y ahora estamos realizando dos estudios, uno
en Holanda y otro en Estados Unidos, para medir las dosis que deberían ser
aplicadas. De salir todo bien, en unos tres años más tendríamos todo listo para
lanzarlo al mercado”, aseguró el médico.

El mes pasado se ofició la Convención para el Control de Tabaco, reunión mundial
que buscaba incentivar a los gobiernos a que se tomen medidas más severas
contra el consumo del tabaco. Entre éstas se cuentan la prohibición de fumar en
todos los lugares públicos y de realizar cualquier tipo de publicidad, campañas de
prevención, mayores impuestos al tabaco y regulación de los productos. Según
estimaciones del Banco Mundial, el paquete de medidas permitiría salvar 50
millones de vidas en los próximos 25 años.

En países en los que este tipo de medidas han sido llevadas a cabo, han tenido
éxito. Así, por ejemplo, en Estados Unidos (uno de los más severos en el asunto)
el consumo en la población se ha reducido a la mitad en los últimos 30 años (de
un 52 a un 26 por ciento).

Publicado en: Novedades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Tomás Sánchez Academia Profesional de Cocina y Pastelería. © 2017 Todos los derechos reservados.