Estados Unidos y la Unión Europea, enfrentados por los transgénicos

La versión que maneja EE.UU. sostiene que la Unión Europea (UE) pone
trabas para la importación de estos productos, lo cual interpretan como barreras
no arancelarias.

Esta denuncia ha recibido el apoyo de Argentina, Canadá, Egipto como co-
denunciantes, además de otros 9 países, la mayoría de ellos
latinoamericanos.

La Unión Europea había aceptado la producción y venta de transgénicos, incluidos
el maíz y la soja, hasta 1988, año en que impuso una moratoria a futuras
solicitudes.

El 75% de las cosechas de soja, el 71% del algodón y el 34% del maíz producidos
en Estados Unidos es genéticamente modificado.

Para Arantxa González, portavoz de comercio de la Comisión Europea, no es el
momento para la denuncia ni es necesaria.

“En Europa, desde octubre de 2002, hay un sistema para probar transgénicos que
es claro, no discrimina y es transparente y ya hay 19 peticiones que están siendo
examinadas”, expresó.

La versión estadounidense es bastante diferente al respecto. El representante de
Comercio de aquél país, Robert Zoellick, sostiene que la UE ha instalado una
barrera comercial que impide el uso global de la tecnología que podría beneficiar
a los productores y consumidores en el mundo.

Sin embargo, Arantxa González destacó que “la moratoria europea que pudo
existir en el pasado es parte del pasado”.

“En Europa nos gusta la biotecnología y comemos productos transgénicos. Más
que oponernos a la biotecnología, tenemos un sistema que antes de autorizar
estos productos genéticamente modificados en el mercado, queremos
asegurarnos que no son nocivos para nuestros consumidores”, agregó.

Estados Unidos acepta que la OMC autoriza la imposición de controles sobre
cientos de productos por motivos sanitarios y de medio ambiente.

No obstante, insiste en que la UE no ha producido pruebas científicas que
justifiquen la moratoria en el caso de importación de productos
transgénicos.

Desde la perspectiva de las autoridades europeas, sin embargo, las reglas
internacionales permiten a cada país adoptar una postura con respecto a estos
productos.

“La Unión Europea no tiene ningún problema en permitir la venta de transgénicos
en Europa pero asegurémonos que no son malos ni para consumidores ni para
medio ambiente”, recalcó la portavoz de comercio de la Comisión Europea.

Publicado en: Novedades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Canelones para celíacos

Masa básica para la preparación de crêpes Ingredientes: Masa: ½ litro de leche. 150 gr....

Tomás Sánchez Academia Profesional de Cocina y Pastelería. © 2017 Todos los derechos reservados.