El calcio, un elemento esencial en el cuerpo humano

“Más allá de la salud ósea, el calcio también es vital para la transmisión
nerviosa y la regulación de la función del corazón, además de la adecuada
contracción de los músculos en general, de allí el riesgo a tetania -espasmos
continuos de un músculo-”, afirmó la Licenciada en Nutrición, Laura Baha Al Deen
Krog, especialista venezolana en Nutrición Clínica.

La mujer es más propensa a presentar déficit de calcio, un componente orgánico
que se encuentra esencialmente en huesos y dientes, donde tiene funciones
vitales en su construcción y su mantenimiento. En tanto, también es necesario
este mineral para evitar la falta de energía –cansancio- y patologías como la
osteoporosis.

Para Al Deen Krog existe información actualizada que reporta que una adecuada
ingesta de calcio repercute en un menor riesgo a la obesidad, además de un
manejo más efectivo de pacientes obesos al momento de ingerir alimentos ricos
en calcio.

Señala que los consumos adecuados para el calcio recomendados por la Food and
Nutrition Board (FNB) se basan en estimados de los requerimientos de ambos
géneros durante el ciclo de vida. Es así como, para lactantes de 0-6 meses se
recomiendan 210 mg/día, de 6 a 12 meses de vida 270 mg/d; de 1 a 3 años 500
mg/d, de 4 a 8 años 800 mg/d, de 9 a 18 años 1.300 mg/d, de 19 a 50 años
1.000 mg/d, de 51 a más de 70 años 1.200 mg/d (hombres y mujeres no
embarazadas ni lactando).

Asimismo, para las embarazadas la FNB recomienda en menores de 18 años
1.300 mg/día de calcio y entre 19 – 50 años 1.000 mg/d. Para madres en período
de amamantamiento recomienda en población menor de 18 años ingerir 1.300 mg
de calcio al día, y 1.300 mg/día para mujeres de 19 años en adelante.

Se debe tener presente que las fuentes primarias de calcio son: los productos
lácteos (leche, yogur y queso); las verduras con hojas de color verde oscuro
(brócoli, col rizada); sardinas y salmón con espinas; alimentos enriquecidos con
calcio (jugos de fruta, leche de soja, cereales para el desayuno o queso de soja
con calcio).

En tanto, una de las patologías que se presenta por falta calcio es la osteoporosis.
Por ello es necesario tener en cuenta que el organismo elimina y reemplaza el
hueso de manera continua con el objeto de mantener el esqueleto fuerte y sano.
Pero este proceso se invierte con el envejecimiento, de manera que se pierde
más hueso del que se reemplaza.

En las mujeres este cambio se realiza en la menopausia, e incluso unos años
antes del inicio de la misma, con una pérdida de hueso superior al porcentaje que
se renueva. Si este desequilibrio persiste suele conllevar a la aparición de la
osteoporosis. Y es que una inadecuada proporción de calcio, es decir, la baja
densidad de este elemento en los huesos genera la osteoporosis.

Las mujeres en la edad de la menopausia son más propensas a padecer
osteoporosis si no cuentan con unas reservas de calcio suficientes. En este grupo
de riesgo la disminución de masa ósea causada por la pérdida de estrógenos
puede alcanzar el 25 por ciento en los cinco años posteriores a la menopausia.
Para contrarrestar esta pérdida los especialistas recomiendan una dieta que
aporte al menos 1.500 mg de calcio al día, el equivalente a diez yogures o seis
vasos de leche diarios.

Publicado en: Novedades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Blanquette de ave y langostinos

Pase y disfrute de este pollo o pavo escalfado aromatizado con hortalizas, hierbas, caldos y...

Tomás Sánchez Academia Profesional de Cocina y Pastelería. © 2017 Todos los derechos reservados.