¿Cuándo beber alcohol es beneficioso para la salud?

Pero en todo caso, el consenso parece ser que cinco o seis tragos tomados
de una sola vez no tienen efectos positivos, y que en cambio una o dos copas
diarias de alcohol pueden resultar beneficiosas para su salud.

Esos son los resultados de un nuevo y amplio análisis de los Institutos Nacionales
de Salud, que procura aclarar la abundante y confusa información compilada hasta
ahora acerca de los efectos del alcohol.

El estudio recalca que el alcoholismo continúa siendo un grave problema de salud
en muchos países, y que los individuos que padecen problemas hepáticos no
toleran siquiera una dosis moderada de alcohol.

En general, el informe concluye que los potenciales beneficios del alcohol y la
cantidad que puede consumir un paciente sin agravar sus problemas de salud
deben determinarse en cada paciente teniendo en cuenta su edad, su sexo y su
historia médica.

En términos generales, los hombres pueden consumir dos tragos diarios y las
mujeres uno sin ocasionar graves trastornos de salud. El hombre no debe empero
excederse de cuatro tragos en un día cualquiera, y la mujer no debe pasar de
tres.

Desglosadas por tipo de enfermedad, las principales conclusiones del estudio son
las siguientes:

– En los casos de personas de 40 años o más, el consumo de uno a cuatro tragos
diarios reduce de manera significativa el riesgo de enfermedades cardíacas, que
son la principal causa de la muerte en Estados Unidos.

En cambio, el consumo de cinco tragos diarios o más aumenta marcadamente el
riesgo de contraer dolencias cardíacas.

Sin embargo, la frecuencia parece ser un factor clave.

El consumo de pequeñas cantidades de alcohol varias veces a la semana – una
copa o dos diarias o cada dos o tres días – parece ser la forma más idónea de
beber si se quiere proteger al máximo el corazón del paciente.

Al parecer, esa cantidad de licor consumida con cierta frecuencia ayuda a
incrementar el llamado “colesterol bueno”, y sirve de sustancia
anticoagulante.

– Las mujeres que corren el riesgo de contraer cáncer de seno debido a
antecedentes familiares y las que ingieren estrógeno después de la menopausia
deben sopesar los eventuales beneficios cardíacos del alcohol con el peligro de
contraer ese tipo de carcinoma.

– Uno o dos tragos diarios varios días a la semana parecen reducir el riesgo de la
diabetes adulta o Tipo 2, una dolencia que ha alcanzado hoy día proporciones
epidémicas.

Fuente: Agencia AP.

Publicado en: Novedades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

“Marquise de Chocolate con Peras al vino blanco”

Esta receta forma parte de los micros de Tomás Sánchez en "Seguí con Rebeca" de...

Tomás Sánchez Academia Profesional de Cocina y Pastelería. © 2017 Todos los derechos reservados.