Alternativas naturales para el control del colesterol

Un nuevo estudio recalca que una dieta rica en estos componentes puede
desempeñar un papel similar al de los fármacos anticolesterol -estatinas-,
convirtiéndose en una buena alternativa para los pacientes a los que la
medicación no les sienta bien.

Durante un mes, un grupo de investigadores de la Universidad de Toronto probó
distintas opciones alimenticias en 34 sujetos obesos.

Se establecieron tres grupos. Algunos de los hombres y mujeres de esta muestra
recibieron una dieta muy baja en grasa saturada. Otros tomaron este mismo tipo
de alimentación pero combinada con 20 mg de una estatina (lovastatina). El resto
de los participantes consumió un menú rico en proteínas de soja -leche y
hamburguesas de soja-, almendras, pimientos, berenjenas y fibra procedente de
la avena, la cebada y las semillas de trigo.

La investigación, publicada en “American Journal of Clinical Nutrition”, muestra
que la dieta baja en grasas logró, por sí sola, reducir el LDL un 8,5% y combinada
con estatinas alcanzó una reducción del 33%. El menú rico en verduras y fibra
obtuvo un decremento de alrededor del 30%.

«Las combinaciones dietéticas puede que no difieran de las estatinas de primera
generación a la hora de alcanzar los niveles de lípidos adecuados para la
prevención primaria. Por eso, éstas podrían salvar el espacio existente entre los
actuales regímenes terapéuticos y los nuevos fármacos anticolesterol», concluye
el documento.

Otro estudio, publicado en la revista “Archives of Internal Medicine”, apunta que
tomar una dieta rica en fibra reduce el riesgo de padecer hipertensión y, en
aquellos individuos que ya la tienen, ayuda a mejorar su control.

La investigación, realizada en Holanda, incluye datos de más de 1.400 individuos,
que han participado en diferentes ensayos clínicos en los que se les dieron
suplementos de fibra dietética y se valoró la tensión arterial.

Los resultados obtenidos muestran que los sujetos que tomaron complementos de
fibra -una media de 11,5 gramos diarios- presentaron cifras de tensión más bajas
que los que no los consumieron. La reducción se agudizó más en las personas
que
tomaron estos suplementos cuando ya estaban diagnosticadas de
hipertensión.

Fuente: www.elmundo.es

Publicado en: Novedades

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Canelones para celíacos

Masa básica para la preparación de crêpes Ingredientes: Masa: ½ litro de leche. 150 gr....

Tomás Sánchez Academia Profesional de Cocina y Pastelería. © 2022 Todos los derechos reservados.