Se presentan avances en la lucha contra el colesterol “malo”

Según un reciente anuncio de la Food and Drug Administration (FDA), un
organismo norteamericano que realiza investigaciones sobre alimentación y
medicinas, el consumo de los alimentos que contienen ésteres de estanol
vegetales pueden reducir el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas, siempre y
cuando sean parte también de una dieta baja en grasas saturadas y
colesterol.

El colesterol es una sustancia que circula en la sangre. Existen diferentes tipos de
colesterol: LDL, es decir el colesterol “malo”, y HDL, es decir el
colesterol “bueno”. El colesterol elevado en sangre, especialmente el colesterol
LDL, contribuye a la formación de placas que dificultan la circulación sanguínea en
las arterias.

Sin embargo, el factor de riesgo para nuestro organismo puede modificarse con
ciertos cambios en la forma de vida. Para la mayoría de la gente, una dieta sana,
baja en calorías, que incluye muchas frutas, vegetales, y alimentos basados en
cereales, -a lo que se le debe sumar una actividad física regular-, es una primera
línea de defensa.

A todo esto, se suman ahora los alimentos que contienen ésteres de estanol
vegetales. La soja, el trigo y el arroz son, por ejemplo, algunos de los alimentos
que poseen los ésteres de etanol, los cuales pueden bajar el nivel de colesterol
mimetizándolo en los intestinos y reduciendo así su absorción.

Los ésteres de estanol vegetales ayudan a bloquear la absorción del colesterol en
el tubo digestivo. Esto ayuda a bajar los niveles de colesterol LDL en sangre, sin
afectar los niveles de colesterol HDL. Las investigaciones clínicas han demostrado
que se puede reducir el colesterol LDL consumiendo dos porciones diarias de
alimentos que los contengan.

El consumo de tres porciones por día, puede significar una reducción del
colesterol de hasta 20 puntos. En poco tiempo, toda esta información se insertará
en los envases de las comidas que posean estos compuestos.

Actualmente, muchas comidas comunes y ‘light’, están fortificadas con ésteres de
estanol. Este ingrediente tiene también el potencial de poder ser incorporado en
otros productos alimenticios que vayan saliendo al mercado.

Fuente: American Dietetic Association

Nota: Ante cualquier duda, consulte a su médico.

Publicado en: Novedades

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

“Pollo a la Salvia”

Esta receta forma parte de los micros de Tomás Sánchez en "Seguí con Rebeca" de...

Tomás Sánchez Academia Profesional de Cocina y Pastelería. © 2022 Todos los derechos reservados.