La papaya, una maravilla tropical

La papaína, que se extrae de la papaya, es una enzima proteolítica, es decir,
con capacidad para digerir las proteínas de los alimentos. Similar a la pepsina,
una enzima que está en nuestro jugo gástrico, sus aplicaciones son en distintas
áreas.

Hoy se utiliza en la industria alimenticia como ablandador de carnes y también en
la clarificación de cervezas y otras bebidas. En la industria cosmética, se
aprovecha su poder desmanchador y cicatrizante.

Son tantos los usos de la papaya que incluso en algunos países de Asia, África y
Oceanía destinan el fruto a la obtención de látex; mientras que sus aplicaciones
alcanzan la industria textil, papelera y de cuero, así como la depuración de
residuos líquidos.

La enzima es uno de los componentes utilizados por laboratorios oftalmológicos
para fabricar tabletas para la limpieza de lentes de contacto, y debido a su
capacidad de favorecer el proceso digestivo, forma parte de suplementos
dietarios.

Si hablamos de sus propiedades, cabe señalar que una ración de 140 gramos de
papaya contiene menos de 70 calorías, aproximadamente 19 gramos de
carbohidratos, 2 gramos de fibra y nada de grasa o colesterol. También tiene una
pequeña dosis de azúcares.

Media papaya puede satisfacer las necesidades diarias de vitamina C de una
persona adulta, al tiempo que aporta pequeñas dosis de calcio y hierro al
organismo. Además, es una gran fuente de betacaroteno, un poderoso
antioxidante.

A la papaya se le considera un alimento con propiedades digestivas y
desinfectantes: su acción suavizante y antiséptica sobre las mucosas digestivas la
hacen muy útil en caso de gastroenteritis y colitis.

Por otra parte, la papaína se emplea en farmacia por su acción vermífuga, es
decir, que expulsa los parásitos intestinales, y en aplicación tópica es útil en el
tratamiento de las picaduras de insectos.

En forma de medicamento natural, la papaína se utiliza como antiinflamatorio
enzimático proteolítico útil en el control de hematomas, inflamación y edemas
producidos por lesiones traumáticas o antiinflamatorias.

Como vemos, un alimento que además de sabroso, cuenta con una versatilidad
asombrosa la cual le permite interactuar en diferentes áreas de nuestra
vida.

Fuente: Terra.

Publicado en: Novedades

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

“Dulce de Cayote”

Esta receta forma parte de los micros de Tomás Sánchez en "Fin de Semana: la...

Tomás Sánchez Academia Profesional de Cocina y Pastelería. © 2022 Todos los derechos reservados.