Buñuelos de roquefort

Preparación:

1. Para hacer la masa, derrita la manteca en 200 ml de agua en un recipiente
grande, a fuego lento y siga las instrucciones descriptas al pie (*). Incorpore el
queso y remueva. Condimente con pimienta, al gusto y con la mostaza, si lo
prefiere.

2. Caliente el aceite en una freidora grande o en una cacerola honda. Moje dos
cucharitas con un poquito de aceite; deposite en una de ellas una pequeña
cantidad de la mezcla y con la otra, incorpórela en el aceite caliente. Fría la
mezcla por tandas, hasta que los buñuelos se inflen y estén dorados y crujientes,
déles vuelta con una espátula de metal para que se doren de forma homogénea y
escúrralos sobre papel de cocina.

3. Espolvoree los cebollinos frescos sobre los buñuelos calientes y sirva
enseguida.

(*) a. Lleve la manteca fundida a ebullición. Incorpore la harina y remuévala con
una cucharada hasta que la mezcla alcance las paredes de la sartén. Retírela del
fuego y déjela enfriar, sólo hasta que esté templada.
b. Vierta la mezcla en un bol mediano. Añada el huevo en seis tandas y bátalo
bien cada vez que lo vaya incorporando, hasta que la mezcla se vuelva espesa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Buscador de Recetas

Tomás Sánchez Academia Profesional de Cocina y Pastelería. © 2017 Todos los derechos reservados.