Un estudio pronostica un incremento en la incidencia mundial del cáncer

Sin embargo, el informe también demuestra que los modos de vida
saludables y las actuaciones de los gobiernos y de los profesionales sanitarios en
el campo de la salud pública pueden frenar esa tendencia y evitar hasta un tercio
de los cánceres en todo el mundo.

En el año 2000, los tumores malignos fueron la causa del 12% de los casi 56
millones de muertes que se produjeron en el mundo por todas las causas. En
muchos países, más de una cuarta parte de las muertes son atribuibles al cáncer.
En el año 2000, 5,3 millones de hombres y 4,7 millones de mujeres presentaron
tumores malignos y, en conjunto, 6,2 millones murieron por esa causa..

El informe también revela que el cáncer ha pasado a ser un importante problema
de salud pública en los países en desarrollo, igualando el efecto que tiene en los
países industrializados..

“El Informe mundial sobre el cáncer nos dice que la incidencia del cáncer va a
aumentar de forma alarmante en todo el mundo, pero que esto se puede cambiar
si se toman medidas ahora. Tenemos la oportunidad de frenar este incremento. El
informe hace un llamamiento a los gobiernos, a los profesionales de la salud y a
la población en general para que tomen medidas urgentes, con las cuales se
podrá evitar un tercio de los cánceres, curar otro tercio, y proporcionarle buena
atención paliativa al tercio restante que la necesita”, dijo el Dr. Paul Kleihues,
Director del Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (CIIC) y co-
editor del Informe mundial sobre el cáncer..

El Informe mundial sobre el cáncer es un manual conciso que describe la carga
mundial y las causas del cáncer, los principales tipos de tumores malignos, su
detección precoz y su tratamiento. Este informe mundial de 351 páginas ha sido
publicado por el CIIC, un centro que forma parte de la Organización Mundial de la
Salud (OMS)..

Entre los campos de actuación que pueden contribuir efectivamente a frenar el
aumento de la incidencia del cáncer y a prevenir un tercio de los casos figuran los
siguientes:.

– La reducción del consumo de tabaco, que sigue siendo el principal factor evitable
de riesgo de cáncer.
– El mejoramiento del régimen alimentario y los modos de vida saludables. El
consumo frecuente de frutas y verduras y la actividad física pueden ser medidas
eficaces.
– Los programas de detección precoz posibilitan la prevención y el éxito de la
curación, particularmente en el caso de los cánceres de mama y del cuello
uterino..

Como parte del intento de frenar esta enfermedad, la OMS está tratando de
reducir el consumo de tabaco y mejorar el régimen alimentario, la nutrición y la
actividad física. El consumo de tabaco sigue siendo el principal factor evitable de
riesgo de cáncer. El informe analiza y recomienda diversas estrategias para
reducir el consumo mundial de tabaco que requieren la participación coordinada
del gobierno, las organizaciones sanitarias de la comunidad, los profesionales de
la salud y los ciudadanos. El Convenio Marco para el Control del Tabaco, un
innovador tratado de salud pública que los Estados Miembros de la OMS han
acordado someter a la consideración de la Asamblea Mundial de la Salud en mayo
de 2003, representa una poderosa herramienta para garantizar la puesta en
práctica de esas estrategias.

Publicado en: Novedades

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Tomás Sánchez Academia Profesional de Cocina y Pastelería. © 2022 Todos los derechos reservados.