La importancia de una dieta equilibrada

“Llevar una vida sana empieza por comer sano, y comer sano significa tener
una alimentación variada y equilibrada, no comer de todo en abundancia, ni hacer
dietas, ni privarse de algunos alimentos”, afirma la Ingeniera en Alimentación
Claudia Teisaire, de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación
Argentina (SAGPyA).

En decir, alimentarse saludablemente es elegir alimentos de origen vegetal –
cereales, legumbres, hortalizas y frutas-, lácteos descremados y carnes magras,
y controlar el consumo de los alimentos que contienen muchas grasas, azúcar y
sal.

Teisaire sostiene que “comer sano depende fundamentalmente de los hábitos
alimentarios, de las posibilidades económicas, de los conocimientos que se tienen
acerca del valor nutricional de los alimentos y de la manera en que se preparan,
para que conserven sus propiedades nutricionales y organolépticas”.

Entre los nutrientes fundamentales se encuentran el agua, los hidratos de
carbono, las proteínas, las grasas, los minerales y las vitaminas. La edad, el sexo,
la altura, la cantidad de ejercicio realizado y el estado general de salud
determinan las cantidades de nutrientes que el cuerpo necesita.

Nota: Consulte ante cualquier duda a su médico.

Fuente: Bibliomed.

Publicado en: Novedades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Lasagna clásica

Si gusta de la tradicional comida italiana, no puede dejar pasar la oportunidad de agasajar...

Tomás Sánchez Academia Profesional de Cocina y Pastelería. © 2017 Todos los derechos reservados.