Higo prehistórico

Ofer Bar-Yosef, Mordechai Kislev y Anat Hartmann aseguraron, en un
artículo publicado en la revista científica Science, que la primera –y hasta ahora la
más antigua- especie cultivada, fueron los higos, unos 11.400 años
atrás.

El hecho de comenzar a cultivar marcó un cambio clave en la historia del hombre
que –por más de 2,5 millones de años- era un cazador recolector de animales que
eran nómades.

Para poder llegar a esta conclusión, los investigadores analizaron restos
encontrados en dos campos de excavaciones arqueológicas ubicados en el valle
del río Jordán. Y vieron que había entre los restos recuperados 9 pequeños higos
y varias hojas y cabos de dicha fruta.

Los restos de futras estaban carbonizados, pero no distorsionados y fueron
analizados en el laboratorio. Lo que encontraron es que eran posiblemente frutas
disecadas pero –según su genoma y morfología- además pertenecían a una
especie “mutante” que no es para nada común. Además son estériles por lo que
sin intervención del hombre no habrían podido reproducirse. Y la abundancia de
estos higos hizo que los investigadores concluyeran que el hombre se encargaba
de cultivarlos, en lo que se considera el origen de la agricultura.

Publicado en: Novedades

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

“Niños envueltos”

Esta receta forma parte de los micros de Tomás Sánchez en "Seguí con Rebeca" de...

Tomás Sánchez Academia Profesional de Cocina y Pastelería. © 2022 Todos los derechos reservados.