Descubren hormona que inhibe el apetito

La sustancia, conocida como obestatina, sólo ha sido sometida a pruebas
hasta el momento en ratas de laboratorio. Pero si se confirma su efectividad, el
descubrimiento del duelo hormonal entre ambas sustancias gemelas podría
conducir no sólo a la elaboración de un nuevo inhibidor del apetito, sino que
podría ayudar a comprender los complejos mecanismos que permiten al cuerpo
humano regular su peso.

Los investigadores de la Universidad de Stanford dicen en la revista Science que
el mismo gen está encargado de estimular la producción de ambas
hormonas.

“Es un descubrimiento insperado, pero sumamente fascinante”, dijo Matthias
Tschop, de la Universidad de Cincinnati, que revisó el estudio. “Parecería contrario
a los instintos que la Madre Naturaleza pise el acelerador y el freno a la
vez”.

La determinación de si la obsestatina es efectiva para suprimir el apetito requerirá
años de investigaciones adicionales. Otras hormonas relacionadas con la pérdida
de peso, que fueron anunciadas con gran alharaca, no han generado tratamientos
efectivos contra la obesidad, y los científicos afirman hoy día que docenas de
hormonas están probablemente involucradas en la tarea de ganar o perder
peso.

Pero un tercio de los adultos de Estados Unidos son obesos y sólo unas cuantas
medicinas recetadas por los médicos pueden ayudar modestamente a la pérdida
de peso, de modo que cualquier nueva pista en tal sentido genera intenso
interés.

“Los pacientes obesos no deben cifrar todavía demasiadas esperanzas” en la
hormona, dijo Tschop.

Entre las principales interrogantes que deberán ser respondidas antes de seguir
adelante con las investigaciones es determinar si la obstetina impidió a las ratas
comer no porque suprimió directamente su apetito, sino porque las hizo sentir
mal.

El descubrimiento más reciente deriva de la hormona del hambre, llamada grelin.
Esta sustancia es producida por el estómago y estimula el apetito. La teoría es
que la hormona ayudó a los antiguos seres humanos a sobrevivir los tiempos de
hambruna haciendo que engordasen durante los años de comida
abundante.

La obestatina es una hormona gemela del grelin y es producida también en el
estómago, según descubrimientos del endocrinólogo de Stanford Aaron Hsueh y
sus colegas.

Fuente: AP.

Publicado en: Novedades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Tomás Sánchez Academia Profesional de Cocina y Pastelería. © 2017 Todos los derechos reservados.