La cafeína podría perjudicar a aquellos con defecto cardiaco

Según ese estudio, la mitad de las personas analizadas padece esa anomalía
y fueron consideradas “lentos procesadores de cafeína”. La otra mitad tenía la
situación contraria, que permite a sus organismos asimilar rápidamente la cafeína,
y los consumidores de café en este grupo parecieron reducir el riesgo de sufrir un
ataque cardiaco.

Entre los metabolizadores lentos, aquellos que consumen dos o más tazas de café
al día tuvieron por lo menos un 36% más de probabilidades de sufrir un ataque
cardíaco no fatal que los que bebieron menos o nada. El aumento de ese riesgo
fue incluso detectado en aquellos con menos de 50 años que son metabolizadores
lentos, ya que tienen cuatro veces más posibilidades de sufrir un ataque cardiaco
que los metabolizadores lentos pero jóvenes que consumen poco café o
nada.

Las conclusiones, aunque preliminares, podrían explicar la variedad de resultados
en estudios anteriores sobre los efectos de la cafeína en el sistema
cardiovascular, según el investigador de la Universidad de Toronto (Canadá)
Ahmed El-Sohemy, uno de los autores del estudio.

Al parecer, la cafeína bloquea los efectos de un componente químico que brinda
energía al corazón y que podría impedir los daños del tejido cardiaco, agregó.
Otras investigaciones anteriores ligaron el consumo de cafeína con un aumento
del riesgo de un ataque cardiaco, aunque otros estudios sugirieron lo contrario.
Aunque hay pruebas que sugieren que la cafeína puede elevar temporalmente la
presión arterial, un estudio realizado el año pasado descubrió que el consumo de
café no parece causar la elevación dilatada de esa presión, por lo menos en las
mujeres.

Lo cierto es que por ahora no existe una forma fácil de determinar quién es un
metabolizador rápido de cafeína.

En la investigación participaron 2.014 hombres y mujeres con un promedio de
edad de 58 años y que sufrieron un ataque cardiaco entre 1994 y el 2004, y un
grupo de control de 2.014 mujeres y hombres sanos. Los análisis genéticos de las
muestras de sangre que les fueron tomadas determinaron cuáles eran lentos
metabolizadores de la cafeína y cuáles eran rápidos metabolizadores.

El estudio fue realizado en colaboración con los investigadores de la Facultad de
Salud Pública de la Universidad de Harvard y la Universidad de Costa
Rica.

Fuente: AP

Publicado en: Novedades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Tomás Sánchez Academia Profesional de Cocina y Pastelería. © 2017 Todos los derechos reservados.